Natural

  • Orografía:
  • La zona se encuentra delimitada al sur por la Cordillera Cantábrica y al norte por la sierra del Sueve. Puede dividirse en tres áreas diferentes: en la zona central se encuentran los valles de los ríos Piloña, Nalón y sus afluentes.

  • Clima:
  • Si exceptuamos las cotas montañosas más altas, este territorio goza de un clima oceánico templado, con lluvia todo el año y una oscilación térmica moderada.

    Las temperaturas medias anuales disminuyen a medida que aumenta la altitud, desde los 12ºC hasta los 4ºC del puerto de Tarna. Las precipitaciones son abundantes, repartidas de una forma bastante regular a lo largo del año, también se incrementan con la altitud. Son abundantes las nieblas de estancamiento, debido al carácter orográfico de valles o cuencas fluviales rodeados de montañas.

  • Flora:
  • El paisaje vegetal está estrechamente ligado al aprovechamiento agroganadero del territorio, el cual junto con las condiciones climatológicas posibilita el desarrollo y mantenimiento de los abundantes prados de siega y pastizales durante todo el año. La existencia de fuertes pendientes y de un relieve montañoso muy complejo, así como las dificultades para establecer vías de transporte, han condicionado la importante extensión de los bosques, las áreas de matorral y las de afloramiento rocoso en las vertientes más abruptas.